La Ley de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo que se aprobó en el Congreso el pasado 29 de junio, se encuentra  en el Senado donde estará como fecha límite hasta el 31 de octubre para su tramitación, habiendo pasado ya por el periodo de enmiendas a la Ley y propuestas que estaba marcado con fecha 12 de septiembre.

Al término del texto de la Proposición de Ley remitido al Senado se especifica que la nueva norma entrará en vigor el día siguiente al de su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE), con excepción de la ampliación de la  cuota de 50 euros para nuevos autónomos a 12 meses, cuyos beneficiarios tendrán que esperar hasta el primer día de 2018 para acogerse a ella.

Otro de los beneficios más esperados como la deducción de los gastos de suministros en los términos establecidos tampoco se hará efectiva inmediatamente después de la aprobación de la ley sino que entrará en vigor en 2018. De esta manera los autónomos tendrán que esperar hasta 2019 para acogerse a las ventajas fiscales en su declaración de la Renta del ejercicio 2018.

De momento habrá que esperar a la publicación en el BOE de la nueva normativa para ver si hay alguna sorpresa más.